EL ENTORNO

El Molí de Bracons está ubicado en un entorno privilegiado, en medio de bosques de encinas y hayas centenarias. Ofrece a sus inquilinos la posibilidad de descubrirlo mediante paseos o excursiones, siempre en función de la dificultad y duración deseadas.

Lugares como el Puigsacalm, el pico del Àliga o el bosque de la Grevolosa no suelen dejar indiferente a nadie. Como tampoco no lo suele hacer el santuario de Cabrera, bordeado de acantilados y con una extensa panorámica.

Su proximidad a la BV‐5224 y la GIV‐5273 convierten El Molí en un lugar aislado, pero al mismo tiempo también bien comunicado, lo que permite explorar todo su entorno, caminando o con la ayuda de algún vehículo.